Inicio Opinion ¿Elección o falta de opciones?; 32% de los jóvenes dominicano ni estudian...

¿Elección o falta de opciones?; 32% de los jóvenes dominicano ni estudian ni trabajan

Más de tres de cada 10 jóvenes dominicanos no van a clases ni al trabajo. Este fenómeno es conocido como los «Ninis», es decir, personas que tienen entre 15 y 24 años que, por varios factores, se han quedado fuera del sistema educativo y la vida laboral.

El programa de investigación Reporte Especial con Julissa Céspedes trató el tema en su edición de este domingo donde reveló que en República Dominicana este es un fenómeno que se agudiza.

República Dominicana se encuentra por encima de la media regional con 32% de los jóvenes que tienen entre 15 y 24 años que no trabajan ni estudian, seguido de  Colombia con un 26%, Argentina con un 23%, Chile con un 21%, Costa Rica y México con un 20%, por debajo de la media regional se encuentra Paraguay con un 19%, Perú y Uruguay con 17%, esto conforme cifras del banco mundial del 2020.

A decir del sociólogo Cándido Simón, esto es un cóctel explosivo de factores sociales que gravitan en la delincuencia y la criminalidad.

Conforme el Banco Mundial se consagran oficialmente como Ninis el 34% de los jóvenes dominicanos, la imagen de estos no es nada positiva porque en el mejor de los casos puedes ser caricaturizado como vagos que pasan su tiempo jugando videojuegos, chateando, o haciendo coro en las esquinas, en caso de las mujeres en su imagen menos negativa es el perfil típico de una chica que no ha terminado su educación y vive en un hogar pobre.

En la otra cara de la historia, los ninis son imaginados en entornos violentos, y para nadie es un secreto que estos están vinculados con la mano de obra del crimen organizado y los trabajos sexuales, es un fenómeno mundial y República Dominicana no es la excepción.

En promedio, en América Latina y El Caribe, el 41% de los jóvenes se dedica solamente a estudiar o capacitarse; el 21% solo trabaja; el 17% realiza ambas actividades y el 21% restante pertenece al grupo de los ninis cifra que supera los 20.

“Queda el ocio. Quedan las necesidades materiales. Por eso es que tenemos que referirnos a lo que se llama violencia estructural. ¿Qué es la violencia estructural? ¿Las carencias humanas vitales? Las condiciones mínimas para vivir en una sociedad, sobre todo en el siglo 21. Cuando una sociedad te excluye, te margina de las condiciones mínimas vitales como están en la República Dominicana. Esos son factores sociales que están ahí. Se llama violencia estructural. Eso es lo que llama violencia oculta de la verdadera violencia”, explicó Cándido Simón.

A pesar de décadas de alto crecimiento económico y una reducción significativa en desigualdad y pobreza, en República Dominicana los jóvenes abandonan el sistema educativo sin las habilidades necesarias para integrarse a la fuerza laboral, perpetuando un círculo vicioso.

Resulta paradójico que siendo nuestro país una de las economías de más rápido crecimiento en la proporción de jóvenes excluidos del sistema educativo y laboral muestre tal persistencia.

Se estima que en el país hay más de 800 mil jóvenes dominicanas que ni estudian ni trabajan en la actualidad, para el año 2015 los ninis no superaban el 21% de la juventud, disminuyendo en el 2016 al 20%, para el 2017 la cifra aumento a un 25%, y en el 2018 bajo a un 22% para volver a subir en el 2019 a un 25%, debido a la Covid-19 en el 2020 se disparó a un 32%.

Para que se dé el fenómeno de los ninis, la persona no deben estudiar, ni trabajar partiendo de esta premisa, de acuerdo con un estudio de EDUCA publicado en el 2019, las principales causas de deserción escolar entre jóvenes femeninas entre 15 y 19 años son: El 39.8% deserto por razones familiares, el 17.9% porque no quiere o no le gusta, el 11.9% porque es muy costosa, y el 4.7% por falta de documentos de identidad.

En el caso de los hombres, la principal razón que motivo la deserción escolar es porque el trabajo no le permite estudiar con un 38.9%, 33.9% porque no le gusta la escuela y el 8.1% porque es muy costoso.

La gran mayoría de los jóvenes dominicanos a los 15 años estaban dentro del sistema educativo, esto de acuerdo con el Banco Mundial, por lo que, el problema de los ninis surge entre los 15 y 19 años, cuando cerca del 40% de los jóvenes abandona el sistema educativo y únicamente una fracción se inserta en el mercado laboral.

El abandono escolar a temprana edad es el camino más común para convertirse en Ninis, particularmente para los hombres. Quienes sin las habilidades necesarias para obtener un trabajo, se ven obligados ir al mercado laboral informal, donde el empleo es por naturaleza inestable y temporal, y una vez que pierden ese trabajo, nunca regresan a la escuela.

En su estudio EDUCA, en vez de utilizar la palabra Ninis, se refiere a los Sin Sin, jóvenes sin las competencias requeridas por el mercado de trabajo, y sin oportunidades para acceder a una vida digna y próspera, y señala como las principales razones para no buscar empleo.

En tanto las mujeres a que el 59% realiza quehaceres domésticos, el 13% dice que ha buscado y no encuentra, el 10% dice que no quiere trabajar, y el 9% porque está incapacitada.

La razón predominante, entre los varones, es que, han buscado y no encuentran con un 33%, seguido del 27% que asegura que no quiere trabajar, y en tercer lugar está el 15% que no labora debido a que tiene alguna discapacidad.

Por cada 10 ninis que hay en el país, 4 son mujeres, el factor más importante detrás de la probabilidad de ser una Nini mujer, es el matrimonio y el embarazo durante la adolescencia, y nuestro país encabeza las listas de la región.

Por cada 1,000 nacimientos registrados, 94,3 son de madres de entre 15 y 19 años, más del doble de la tasa mundial de embarazo adolescente.

En el año 2021, en el país se registraron 20,529 embarazos de adolescentes entre los 11 y 19 años, según la ONE, de los cuales: 86 corresponden a niñas entre 11 a 13 años; 1,609 a adolescentes de entre 14 y 15 años, 5,959 a menores de 16 y 17 años, por último están las mujeres entre 18 y 19 años con 12,885.

La pobreza es un factor determinante para las uniones tempranas y la maternidad adolescente. Entre las mujeres de 15 a 19 años que residen en hogares con los ingresos más bajos, el 48% ha formado unión, el 29.5% ha sido madre y el 27.5% ha formado unión y ha sido madre. Una mejor posición socioeconómica del hogar disminuye la probabilidad de ambas situaciones.

En 2020, un 25% de la población entre 15 y 24 años de género masculino era un ninis, esta cifra esconde una tendencia preocupante. Hace dos décadas, eran unos 88 mil jóvenes, hoy superan los 200 mil. Este aumento es particularmente preocupante porque de acuerdo con el Banco Mundial, una mayor incidencia de Ninis varones, está relacionada con un aumento en la criminalidad.

En el 2021 conforme el Barómetro de las Américas uno de cada 4 dominicanos fue asaltado, entre enero y octubre del 2022 en la fiscalía han recibido 27 mil 793 denuncia de robos calificados, 275 de robos simples, y solo entre enero y julio han ocurrido 270 homicidios relacionados con la delincuencia.

Tomando en cuenta estas estadísticas de la Procuraduría General podemos decir que diariamente se han denunciado 92 robos calificados antes la fiscalía, un robo simple cada 26 horas, y cada 18 horas entre enero y julio alguien perdió la vida fruto de la delincuencia.

En nuestro país la tasa más elevada de Ninis se encuentra en hogares de ingreso medio-bajo. Por lo que el Banco Mundial sugiere que el fenómeno de los Ninis no necesariamente está determinado por la falta de ingreso, o la pobreza extrema, con esta problemática converge la moral familiar, y otros factores.

¿Elección o falta de opciones?

En nuestro país hay dos tipos de ninis, por un lado, tenemos a los jóvenes que no estudian o terminar sus estudios y no encuentran trabajo, los demás son mano de obra de la delincuencia o madres adolescentes que se dedican a los quehaceres del hogar, algunos rompieron con ese patrón.

El Arquitecto Juan Castaños asegura que la pobreza no es el camino para justificar la delincuencia.

Yo he conocido muchas personas que son pobres y aunque son pobres, mantienen aún sus valores. La pobreza no es la vía para justificar lo mal hecho”, puntualiza.

Entre las instituciones que juegan un rol para crear políticas públicas en pro de los jóvenes, está el Ministerio de la Juventud, creado en el año 2000 con el fin de formular, coordinar y dar seguimiento a las políticas estatales.

Este Ministerio tiene varios programas en la vertiente de la educación a través de los cuales otorga beca a los jóvenes, existen al menos 5 programas que son: Agentes de Cambio, un proyecto educacional de ciclos largos para carreras de grado y postgrado, también está el programa Idelisa Bonnelly que busca formar a las próximas científicas dominicanas.

A esta lista se suma, los programas de cursos de corta duración como son Puntos Tecnológicos que busca cerrar la brecha tecnológica en comunidades de escasos recursos, también esta Capacitec para desarrollar competencias y habilidades que permitan insertarse al mercado laboral, y por último RD talentosa, proyecto que incentiva la inteligencia artística en los jóvenes.

En tanto  Yamell Peña, Directora de Planificación y Desarrollo de Ministerio de la Juventud, refiere que se trata de una tarea conjunta para habilitar oportunidades con capacitaciones alineadas a las necesidades de los sectores productivos.
“O sea, no se trata tanto de estudiar más de lo mismo, sino que puedan tener un potencial de empleabilidad”, explica la funcionaria.

El que reconoce propuestas emprendedoras a dirigido a apoyar ideas o iniciativas innovadoras por medio del acceso a préstamos con bajas tasas de intereses y acompañamiento a emprendimientos de jóvenes, a esta lista se suma INSERTATE que ofrece pasantías a los jóvenes en instituciones públicas y privadas, en modalidad remunerada con duración de 3 meses.

Otra de las instituciones que aboga por la inclusión de los jóvenes, es Supérate, a través de varios programas, como lo es Juventud Supérate, donde se aboga desde la prevención del embarazo, capacitación técnica de los jóvenes para el empleo, charlas, y talleres, entre otros.

Otro de los campos de acción de Superate, es la transferencia monetaria a padres, uno de esos es Avanza, un incentivo para promover el incremento en años de escolaridad y la prevención de la deserción escolar en el nivel secundario. El subsidio va desde los 400 a 1,500 pesos cada dos meses dependiendo del grado en que se encuentra el estudiante

Los ninis vagan entre falta de oportunidades y desinterés, unos adoran esa opción de vivir y a otros les frustra ver cerrada cada puerta que tocan en busca de una oportunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Populares

Comisión de la Dirección Ejecutiva del PLD Santo Domingo Oeste visita Bloque Regidores PLD

Una comisión de la Dirección Ejecutiva Municipal del PLD Santo Domingo Oeste, giró una visita institucional al Bloque de Regidores del PLD en la...

El alcalde tiró la toalla y admite su fracaso

Por Francisco Luciano La aceptación de que hay vertederos improvisados en todo el municipio Santo Domingo Oeste por parte del alcalde, es un reconocimiento a...

Alberto Zayas será el productor artístico de Premios Soberano 2023

Santo Domingo.- La Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) y Cervecería Nacional Dominicana (CND) anunciaron que Alberto Zayas fue escogido para producir la próxima...

Maxima tension en Haiti tras el asesinato de siete policia por las bandas que aterrorizan

Puerto Principe.- El área metropolitana de Puerto Príncipe y sus alrededores están este jueves bajo máxima tensión y en medio de disparos, pocas horas...

Comentarios recientes