Desgarrados, familiares sepultan madre e hijo que murieron aplastados por una pared

0
348

Pasadas las 5:00 de la tarde de este domingo, comunitarios del sector Barrio Nuevo, en el municipio Los Alcarrizos, tuvieron que violentar el toque de queda para sepultar a Claritza Frías Nival y Darvin Frías, la madre e hijo fallecidos en la madrugada a causa de las lluvias provocadas por la tormenta Laura.

Ambas personas, de 44 y 7 años, respectivamente, murieron cuando una pared le cayó encima mientras dormían en su residencia ubicada en la calle 14, #46 del referido sector. Con ellos, hasta ahora, hay cuatro víctimas que cobra el fenómeno natural que ha azotado al país.

Los vecinos enterraron los cuerpos a esa hora en el cementerio de Los Alcarrizos, puesto que los cuerpos empezaron a descomponerse.

Maura Nival Sánchez, de 66 años, madre de Claritza, tuvo que ser sacada del lugar ante la impotencia de ver a sus vástagos partir.

“Era una buena madre, loca con sus hijos”, así describió la señora a su descendiente, quien dejó en la orfandad a Limarvin y Starlin Frías, de 26 y 21 años, respectivamente.

Esta tarde, mientras los cuerpos eran velados en la funeraria del sector, la familia recibió la visita de la primera dama, Raquel Peña, y le comunicó que el Gobierno le va a construir una casa a los hijos de la víctima y le va a reparar la de la madre.

Condición del cementerio

Los comunitarios tuvieron que surcar un camino en el fango en el cementerio de Los Alcarrizos que fue improvisado en unos terrenos hace más de dos años.

La ambulancia y otros autos tuvieron que ser empujados para salir del lugar a causa del lodo que provocó las lluvias de la tormenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here